Autoestima e Imagen Personal

¿QUÉ ES LA AUTOESTIMA?

Es puntualmente el conjunto de percepciones, pensamientos, sensaciones, críticas y apreciaciones dirigidas hacia uno mismo, hacia nuestra forma de ser o actuar.

Hacia nuestros rasgos faciales, contextura, silueta, estética,  es la forma en la que nos percibimos.

Influye mucho el entorno, y en cómo nos ven otras personas significativas para nosotros.

¿Alguna vez oyeron hablar sobre la pirámide de Maslow o jerarquía de las necesidades humanas?

Esta es una teoría psicológica propuesta por Abraham Maslow.

Quién habla sobre la motivación humana.

Tuvo una enorme acogida no solo en la psicología, sino también en el campo del marketing, la publicidad.

Nos explica que a medida que se van satisfaciendo las necesidades más básicas, la humanidad va desarrollando más necesidades y más deseos.

Que se van posicionando en la parte más alta de la pirámide.

Para no ahondar tanto en este tema y para no desviarnos.

según la jerarquía de la pirámide, la autoestima se encuentra en el cuarto piso, lo que significa que estaría dentro de la necesidad de aprecio.

Esta necesidad se divide en dos aspectos:

El aprecio que nos tenemos a nosotros mismos:

Como por ejemplo el amor propio la seguridad, la confianza, la autosuficiencia.

El aprecio que recibimos de otras personas:

Como por ejemplo el reconocimiento, la aceptación, el sentirnos incluidos.

La autoestima no es innata, es decir, se va desarrollando a lo largo de nuestra vida.

La podemos modificar, puede tener altibajos.

Está compuesta por 3 partes,

PIENSAS: Es la descripción que tenemos de nosotros mismos, tanto físicas como de carácter y personalidad.

SIENTES: Es el juicio de valor sobre nuestras propias cualidades, la percepción que tenemos hacia nosotros mismos.

HACES: Nos predisponemos ante esos pensamientos y sentimientos previos por lo tanto la forma como actuamos responde a ello.

LA AUTOESTIMA EN LOS DIFERENTES ENTORNOS

ENTORNO SOCIAL:

 Es la forma como nos vemos o nos sentimos frente a las personas de nuestro entorno, ya sean amigos o pareja.

En la imagen personal suele pasar mucho que cuando tenemos un evento, nos vestimos más para las personas que van a ir que para nosotros mismos.

Esto es un error, la indumentaria tiene que generar confianza, pero a quienes?

A nosotros mismos para poder transmitirla a los demás.

Recordemos siempre que la seguridad y la confianza se transmiten desde nuestro interior.

ENTORNO LABORAL:

Para nadie es un secreto que el concepto que tenemos de nosotros mismos es influenciado por el entorno y las perspectivas que han tenido y tienen los demás sobre nosotros.

Somos en gran medida resultado de nuestro entorno.

Y esto tiene fuertes repercusiones en nuestras tareas diarias, llegando a ser contraproducente.

Seguramente alguna vez hemos estado envueltos en un ambiente laboral negativo en el que nos hemos sentido desmotivados y derrotados.

Podemos afirmar que un ambiente laboral negativo puede llevarnos a un estado de vulnerabilidad y baja autoestima en el que deja de ser importante arreglarnos, vernos y sentirnos cómodos con nuestra imagen personal.

Y es aquí dónde, si queremos obtener resultados distintos, un cambio de imagen puede venir bastante bien, siempre y cuando tengamos en cuenta que la imagen externa no es en lo único en lo que debemos trabajar.

También será necesario llenarnos de valor y amor propio para salir de dicha situación que nos oprime y agobia.

Es importante conocer nuestras virtudes y cualidades que son las que nos hacen auténticos y originales, para generar un cambio real de adentro hacia afuera.

Empoderémonos y  no nos miedo de brillar.

Tomemos las medidas necesarias para volvernos más fuertes y alejémonos de cualquier ambiente negativo que nos vulnere o minimice.

De ninguna manera le permitamos a nadie hacernos sentir pequeños.

Recordemos siempre que todo aquello o todas aquellas personas que a veces nos hace dudar de nuestras  capacidades, al final no constituyen ningún dato objetivo.

No son más que percepciones subjetivas, acompañadas del miedo que nos conduce a creer que no somos capaces o que no merecemos intentarlo.

Así que cambiémosle la cara a la moneda y volvámonos más fuertes ante estos retractores.

ENTORNO PERSONAL Y EMOCIONAL:

Es la percepción que tenemos de nosotros mismos, la auto aceptación, es el equilibrio de la seguridad y la confianza de nuestras posibilidades.

Parémonos frente al espejo y enfoquemos toda la atención en lo que tenemos y no en lo que nos falta, dejemos a un lado la aprobación o validación externa.

Somos seres suficientes y siempre va a existir alguien en desacuerdo, siempre habrá retractores o troles como se les dice actualmente, ue son aquellas personas que suelen criticarnos.

Siempre va haber alguien que no le guste o que no le parezca.

Dejemos de un lado los conflictos internos o el auto sabotaje, que es ese miedo y esa indecisión que nos paraliza disfrazándose de argumentos racionales.

Es aquel conflicto interno que tenemos codificado en nuestro cerebro.

El auto sabotaje es un obstáculo muy delicado, ya que esta conducta tiende a paralizar la consecución de nuestras metas y logros, mediante la auto-manipulación inconsciente.

Paremos ya de alimentar el negativismo.

Hay un dicho que dice “eres lo que comes” pero yo creo que también somos lo que pensamos.

Y el hablarnos positivo puede ser un buen ejercicio que debemos convertir en un hábito.

Ya que la mente aprende por repetición, tal como cuando nos lavamos los dientes que lo hacemos por instinto prácticamente.

Dejemos atrás los miedos, enfrentémonos a ellos.

Seamos conscientes de ellos y actuemos de manera consecuente, sin dejar que este invada nuestra mente con acciones saboteadoras.

Aquí quiero poner como ejemplo a la modelo Winnie Harlow quién sufre de una despigmentación severa en la piel o vitíligo:

«A medida que fui creciendo, se fue complicando.

Cuanto más grandes son los chicos, se hacen más crueles,

y sufrí intimidaciones de gente que me llamaba cebra o vaca»,

confesó la modelo, que sufrió depresión e intentos de suicidio.

Pero con el tiempo y la ayuda de su familia comenzó a aceptarse y ver su enfermedad como algo que le podía jugar a favor.

Así decidió lanzarse al mundo fashion en su país natal.

Texto: Redacción de Para Ti. Fotos: Fotonoticias/Instagram

Uno de mis diseñadores favoritos dijo: «no es necesario que una modelo sea bonita, sino que debe poseer algo que la haga interesante y atractiva de mirar, para así hipnotizar a quien la vea».

Así que como aprendizaje, si sentimos que tenemos algo que no nos gusta, pongámoslo a nuestro favor.

Porque no vamos a querer pasarnos toda una vida renegándolo.

Sería un gasto de energía innecesario, porque son cosas que definitivamente no podremos cambiar,.

Pero en cambio si podemos resaltar otras tantas cosas buenas que tenemos.

Porque les aseguro que pesa más lo bueno que lo malo.

Sólo que somos muy duros con nosotros mismos y por una sola cosa que no nos hace sentir a gusto nos sentimos completamente opacados y no es justo.

ENTORNO FAMILIAR:

La belleza se hereda y los complejos también.

Crecemos en un modelo familiar dónde se nos muestran diferentes hábitos.

A esto yo le llamo hábitos aprendidos, la forma en que los padres se sienten y hablan sobre la belleza, puede repercutir fuertemente en la autoestima de los hijos.

Hay una investigación global de Dove, que demuestra que cerca del 71% de los niños sienten presión por ser bonitos.

Algunos de ellos son menos propensos a que les afecte su apariencia cuando tienen un modelo positivo a seguir.

Los adultos influyen en los  niños de una forma muy poderosa.

Los sentimientos sobre la belleza se transmiten.

Así que más cualidades y menos complejos.

La autoestima se empieza a desarrollar desde la edad prenatal y no queremos tener hijos inseguros o si?

EL PROCRASTINAR:

Un gran detonante que repercute fuertemente en nuestra autoestima.

Ese momento en el que posponemos o aplazamos las tareas, deberes o responsabilidades refugiándonos en actividades que nos gustan pero que son poco relevantes para no enfrentar una acción o decisión que debemos tomar.

Como por ejemplo el preferir ver televisión, el celular, o las redes sociales.

El procrastinar suele asociarse con un trastorno del comportamiento, en el cual relacionamos en nuestra mente todo aquello importante que debemos hacer con dolor, pereza, incomodidad o estrés.

Todos procrastinamos en cierta medida.

Por ejemplo cuando decimos: “El lunes empiezo a comer saludable”, “la próxima semana empiezo el gimnasio”.

Aquí me parece importante que sepamos manejar los límites.

Debemos aprender a cultivar la disciplina, la voluntad, hacer lo que debemos de una forma constante, hacer esto nos ayudará a hacernos sentir mejor con nosotros y con nuestra imagen personal.

El resultado siempre será positivo.

Pero si no cumplimos, la incomodidad será más fuerte.

Ya que se nos va a convertir en un círculo vicioso en el que cada día se hará más potente y difícil de cortar.

Ahora, tampoco debemos ser perfeccionistas.

Ya que esto nos hará abandonar áreas importantes de nuestra vida.

Vivir en función de los deberes solamente, puede hacer que nos sintamos torturados y con sentimientos de culpa, frustración e insatisfacción.

Ya que la necesidad de  querer evitar los errores, nos llevará a un estado de ansiedad y a no disfrutar cada momento, perderíamos nuestra libertad.

 LA APROBACIÓN DE LOS DEMÁS:

Muchas veces perdemos el tiempo en algunas ocasiones buscando aprobación, llegándose a convertir esto en una necesidad. A todos nos gusta sentirnos halagados, admirados, la búsqueda de la aprobación a veces termina convirtiéndose en una necesidad en vez de un deseo y es aquí donde viene la frustración, si queremos lograr una realización personal debemos deshacernos de esto. Tal como les mencionaba al principio, siempre existirá alguien que no le guste.

La necesidad de aprobación es decirnos a nosotros mismos “no confíes en ti, confirma todo primero con los demás”

Confía más en ti mismo, cuando te pongas un nuevo look por ejemplo, la opinión de nadie vale más que la tuya, a menos que estés trabajando con un experto en imagen cuya respuesta siempre será objetiva.

ESTRATEGIAS PARA EVITAR LA DEPENDENCIA A LA APROBACIÓN DE LOS DEMÁS:

Piensa positivo sobre tu aprecio o estimación.

Agradece a la persona que está opinando sobre tu look o tu cuerpo, así no estés de acuerdo, esto puede poner fin a la apreciación.

Por ejemplo si te dicen que cuando hablas en público transmites inseguridad, di gracias, en vez de tratar de complacerlos dejándote afectar.

Puedes intentar lograr a propósito alguna desaprobación de alguien hacia ti, para que trabajes más en ti mismo y deje de importarte cada vez más.

Intenta ignorarlos, también puede funcionar, para tu paz mental y para evitar que se preste para alguna discusión.

Si te centras en las cosas buenas que haces, y en tus cualidades, aprenderás a amarte y a aceptarte tal y como eres.

Una tarea que puede dar muy buenos resultados, es hacer todas las noches una lista de las cosas buenas que hayas hecho en el día, por ejemplo:

  • Le ayudé a una señora a subir el mercado porque el ascensor estaba dañado.
  • Le mandé en la lonchera a mi hijo su snack favorito.
  • Elogié a mi compañero de trabajo por su excelente presentación que hizo al equipo.
  • Me desmaquillé y me lave la cara antes de dormir.

Con esta tarea, verás cómo tu mente va aprendiendo a codificar todo lo bueno que tienes y no lo que no tienes.

Esta es otra tarea que puedes hacer, a mi me dio muy buen resultado:

Escribe en el espejo del baño con un marcador borrable “Soy suficiente” y léelo todos los días.

Tu autoestima brillará cuando te des cuenta que eres absolutamente una persona valiosa e importante.

CONCLUSIÓN:

  • La autoestima y la imagen personal como decía anteriormente, están estrechamente ligadas, ya que si te gustas, vas a llevar tu vida más tranquila y te vas a desenvolver mejor en tus tareas y responsabilidades.
  • La autoestima se fortalecerá en el momento en que deje de importarte la aprobación de los demás, si te gustas y te sientes cómodo en el espejo, vas a proyectar confianza por lo tanto los demás lo van a percibir.
  • Te ayudará a comprometerte  con más facilidad  contigo mismo, y desarrollar un abanico más amplio de responsabilidades en tus actividades diarias,

como por ejemplo el llevar una vida más saludable, el arreglarte un poco más, estar más animado a verte y sentirte más atractivo, porque esto repercute fuertemente en tu seguridad.

  • Tener una autoestima positiva también te incentivará la creatividad, a la hora de maquillarte, o de ponerte un nuevo look, serás más original y creativo en todo lo que hagas.
  • Tener una buena autoestima te conducirá a ser más autónomo, a elegir libremente tus nuevas metas y actividades. Te permitirá tener relaciones sociales mucho más saludables.
  • Cuando te auto valoras, crecen tus expectativas por un mejor desempeño, aspirando metas superiores. Además te ayudará a que los picos de felicidad sean más constantes.

MENSAJE:

El aprender a conocerte no es fácil pero estoy segura que hará que te sientas más libre.

Tienes el poder, no permitas que nadie te consuma, tampoco te mientas negando o reprimiendo todo lo que no te gusta de ti, pues esto solo te llevará a un falso bienestar que tarde o temprano se manifestará de alguna manera que seguro no va a ser agradable.

Si consideras que necesitas ayuda, para sanar, búscala en un profesional, puede ser un asesor de imagen, yo estaría encantada de hacer parte de tu proceso de crecimiento y empoderamiento o un psicólogo que va de la mano 100%.

No te permitas sufrir innecesariamente, somos seres poderosos estoy segura que pronto harás las paces contigo mismo.