De adentro hacia afuera – Mi filosofía desde el 2005

Hoy hace 17 años, una persona muy especial en la escuela de Bellas Artes, (nuestro profe de expresión corporal) que nunca olvidaré por cierto, en medio de mi timidez absoluta y en mi intento por querer transmitir más confianza y seguridad al público, nos enseñó a mi hermana y a mi a hacer un ejercicio que se me quedó grabado para siempre.

Nos hizo pararnos frente al espejo y nos dijo: «La belleza se proyecta de adentro hacia afuera», muchas veces, durante varios días, esa repetición ante el espejo, seguro hizo que nuestro cerebro lo codificara, y se proyectara en nuestra imagen externa.

Esa frase se me quedó grabada para siempre. Es mi filosofía de vida y el lema de mi empresa, es mi metodología con la que trabajo con mis clientes, de adentro hacia afuera. Hacerlos sentir empoderados para que lo reflejen y pisen más fuerte. 

Nuestra imagen es nuestro sello personal, nuestra propia marca, y por ello debe ser eficaz y distintiva. Podemos comunicar lo que queramos tanto en el ámbito social como en el profesional a través de las prendas, complementos y colores que utilizamos a diario.


Te daré algunos tips para que proyectes esa imagen que tanto deseas:

1. Invertir en piezas claves:

Nunca estará de más invertir en piezas de calidad, duraderas, clásicas y atemporales que funcionen como símbolo de poder. Recuerda que como nos vestimos y las prendas que usemos serán el primer «abre bocas» y determinarán cómo nos traten los demás, ya sea en un ámbito social o profesional.

2. Nuestra imagen va más allá de nuestras prendas y complementos:

Nuestros hábitos y comportamientos son otra pieza clave que debemos tener en cuenta. La higiene, la educación, los buenos modales y la elegancia irán de la mano con las prendas y complementos que usemos, pues de nada nos servirá ir bien vestidos y no saber como comportarnos.

3. Tú eres tu propia marca:

Como lo dije anteriormente, nuestra imagen es nuestro sello personal, nuestra propia marca. Es importante que tu imagen se adapte y sea coherente al producto o servicio que ofreces, o al cargo que tienes en tu empresa, o a la reunión social a la que estás invitado(a).

4. Atrévete a usar colores:

Los colores en prendas y complementos tienen su propia simbología y te ayudarán a potenciar la imagen que quieras comunicar. Aprende cuáles son los colores que se adaptan a tu armonía y úsalos como armas de poder.

5. Dile adios a las «fachas»:

Debes ser consistente con tu imagen personal, incluso si vas a ir a al supermercado de la esquina o a pasear con tu perro. Pues nunca sabes si te vas a encontrar a tu jefe o a aquellas amigas que no veías hace mucho. Presta atención a los detalles.

6. Exprésate:

Dale un estilo fresco a tus looks. Puedes leer una revista de moda mientras haces la fila en el supermercado para pagar, o mientras estas en la peluquería, esta información te ayudará un poco, pero recuerda, que no todo lo que está de moda es lo que nos favorece.

7. Muestra presencia: 

Dale actitud y seguridad a tus prendas y complementos, recuerda que la belleza viene de adentro hacia afuera y si te sientes bien contigo mismo(a) ¿Qué esperas para demostrarlo con la mejor actitud?

Comunicar la imagen que deseas no es difícil, sólo debes agregarle personalidad, y confianza. La clave está en tener tu propio estilo para diferenciarnos de los demás.
8. Anota en tu espejo del baño con un marcador borrable la siguiente frase: «LA BELLEZA, LA SEGURIDAD Y LA CONFIANZA SE PROYECTAN DE ADENTRO HACIA AFUERA», léelo una y otra vez hasta que te sientas preparado(a) para borrarlo. Cuándo lo hayas hecho, me encantaría recibir un mensaje tuyo contándome la experiencia.